7/2012

UNA JUDICIALIZACIÓN QUE PODRÍA EVITARSE

Como ya sabemos por experiencia, son innumerables los motivos por los que el trabajador de Circulación puede verse en la picota, bien sea por la vía disciplinaria, bien por la administrativa, por la civil o incluso por la penal. Consciente de ello, el SCF dedica buena parte de sus recursos a contratar los mejores abogados, garantizando que todos los afiliados dispongamos de una atención inmediata y personalizada si nos vemos involucrados en algún incidente/accidente producto de nuestra actividad profesional. En general, velar por los derechos del trabajador de Circulación ha llegado a convertirse en una auténtica guerra de desgaste en el terreno judicial, no solo por la naturaleza de nuestro trabajo, sino por la vieja costumbre caciquil de escamotearnos hasta el último céntimo y negarnos hasta el último derecho. He aquí los últimos ejemplos:

DEMANDAS POR EL VALOR DE LAS HORAS EXTRA Y TOMA Y DEJE

El SCF lleva varios años presentando demandas sobre el valor de la hora extra y del toma y deje en su triple modalidad: T y D Mandos Intermedios, T y D Factores de Circulación, y horas que exceden de las 8 ordinarias de la jornada.

Ya han cobrado decenas de afiliados de Alicante, Asturias, Burgos, Castellón, Ciudad Real, Cuenca, Girona, Granada, Jaén, Palencia, Valladolid, Zaragoza y Zamora. También se han ganado demandas en Barcelona, Huelva, León, Lugo, Madrid, Murcia, Ourense, Pontevedra, Sevilla, Valencia y Vizcaya. Mes a mes, seguimos ganando juicios en los Juzgados Provinciales y en los Tribunales Superiores de las Comunidades Autónomas. Contamos, además, con dos importantísimas sentencias favorables del Tribunal Supremo.

RECLAMACIONES PLUS DE PRODUCTIVIDAD (CLAVE 401)

El TS, en octubre de 2010, declaró el derecho a cobrar el plus de productividad completo aunque se haya estado en situación de Invalidez Temporal. Después de los consiguientes juicios, ya lo han cobrado afiliados de Álava, Ávila, Burgos, Cáceres, Córdoba, La Rioja y Pontevedra.

OTRAS RECLAMACIONES

Hemos demandado a la Empresa por no calcular correctamente los finiquitos a los trabajadores que extinguen su contrato debido a enfermedad grave, por mermas indebidas en  la nómina de los trabajadores que ven suspendida o revocada su Habilitación, por amortizar las vacaciones a quienes han estado en situación de IT, etc. También hemos demandado a la Seguridad Social cuando a un compañero se le ha reconocido una incapacidad de menor grado que la que le correspondía; o cuando, al solicitar la jubilación, no se le computó como cotizado el periodo de servicio militar que excedía del obligatorio; o por irregularidades en el cálculo de la prestación por IT, etc.

Una judicialización que podría evitarse