3.000 leoneses piden una solución definitiva a la integración del ferrocarril en la ciudad.