A los expertos ferroviarios mundiales les preocupa cómo hacer sostenible la alta velocidad.