Adif eleva al Supremo la sentencia del bocadillo.