Adif, Isolux e Ingeteam diseñan un sistema que aprovecha energía de frenado de trenes convencionales.