Adif necesita 500 millones antes de fin de año y venderá la fibra óptica, los aparcamientos y los inmuebles.