Adif precisa 2.000 millones a bajo coste para pagar AVEs pero Grecia descarrila el plan.