Adif saca el jugo a Renfe y dispara el canon cobrado a la operadora un 36% en 2013.