Adif vincula la viabilidad del circuito ferroviario de Málaga a la implicación del sector privado.