Alicante: El ferrocarril convencional queda por completo al margen de las inversiones.