Almería, el desierto del ferrocarril en España.

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by emailVersión PDFVersión PDF
Almería, el desierto del ferrocarril en España.

La Asociación Valenciana de Empresarios presenta la carencia del tren de Almería como la más acuciante de todo el panorama nacional.

 

«Almería fue la penúltima provincia de España en subirse al tren del ferrocarril en España. Era el año 1895 y 122 años después, la situación ha empeorado». La sentencia es la introducción de un nuevo reportaje de los que la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) está alojando en la página web de su campaña 'Quiero Corredor', en apoyo al desarrollo del Corredor Mediterráneo de Ferrocarril. AVE es la asociación que la semana que viene, el miércoles, organizará una jornada reivindicativa en el Palacio de Congreso de la Cámara de Comercio en Aguadulce (Roquetas de Mar). Ahora, en un extenso reportaje difundido a través de la web en la que recoge apoyos para su iniciativa, relatan la situación de Almería, provincia que califican de «desierto del ferrocarril en España».

«En efecto, Almería podría calificarse como el 'desierto' del ferrocarril en España y es que vive una desconexión difícil de explicar. Viajar desde la ciudad andaluza hasta Madrid cuesta hoy en día 6 horas y 47 minutos. Un poco menos, 5 horas y 43 minutos, es lo que se tarda en recorrer los 400 km que la separan de Sevilla, con transbordo de autobús incluido. Más aún, ¿qué pasaría si quisieras recorrer en tren los 173 km de distancia lineal que separan Almería de Murcia? Que la distancia total recorrida se elevaría a 732 km y el tiempo de viaje superaría las 9 horas», relata el colectivo.

La Asociación Valenciana de Empresarios es una de las patronales más activas en la defensa de este proyecto infraestructural. Desde hace algunos meses se ha embarcado en la campaña 'Quiero Corredor' que pretende poner de relieve la importancia estratégica de este eje de comunicación no sólo para los territorios que atraviesa (Gerona, Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Granada, Málaga y Cádiz) sino también para el resto del país.

En su cruzada para presionar al Ministerio de Fomento con la finalidad de que priorice esta infraestructura frente a otras que sí que cuentan con soporte de la millonaria chequera gubernamental -como el AVE a Galicia- AVE ha organizado actos empresariales rotundamente exitosos en Tarragona, Murcia, Villena y La Encina. Actos, todos ellos, a los que han acudido relevantes representantes del mundo de la empresa en España como Juan Roig (presidente de Mercadona), Tomás Fuertes (El Pozo), Adolfo Utor (Baleària), así como José Ignacio Goirigolzarri (presidente de Bankia), Eduardo Baamonde (Cajamar) y Carlos Egea (BMN).

«En el caso de las exportaciones hortofrutícolas, la Unión Europea consume el 55% de lo que se produce en Almería, lo que supone un total de 1.111.227 toneladas. Poder transportar parte de esos productos en tren hacia Europa supondría innegables beneficios, tanto desde el punto de vista económico como medioambiental», defienden desde dicho colectivo empresarial.

Según el programa dado a conocer el pasado mes por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (PP), en Almería, no habrá nuevas obras del AVE hasta dentro de dos años, 2019, fecha hasta la que el Ministerio dedicará el tiempo a rehacer los proyectos ya culminados para adaptarlos a unas pretensiones recortadas: vía única entre Pulpí y Almería salvo los cuatro tramos ya construidos. En 2019, cuando el AVE ya haya llegado a Galicia, se retomarían las obras, algo que permitiría culminar la línea, según calcula el Gobierno central, para el año 2023.

Fuente de la Noticia: 
ideal.es