Ana Pastor, candidata a presidir el Congreso: una nueva ofensa para las víctimas del tren de Santiago.