​Angrois recuerda el accidente después de tres años "sin descanso".