Azvi se estrena como operador ferroviario transportando contenedores entre Madrid, Valencia y Bilbao.