Barcelona: Casi un año de escaleras averiadas y maletas a cuestas en la Estación de Sants.