Bruselas acusa al operador de ferrocarril de Lituania de restringir la competencia.