Canfranc podría convertirse en banco de pruebas de los sistemas ferroviarios.