Caraballo apuesta por “protestas contundentes” por la Huelva-Zafra.