Castellón: El colapso ferroviario en el Maestrat reabre la polémica por los Cercanías.

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by emailVersión PDFVersión PDF
Castellón: El colapso ferroviario en el Maestrat reabre la polémica por los Cercanías.

Según Renfe, es un caso «puntual» y atribuyen al aumento de equipaje la falta de espacio en el tren. Alcaldes de la comarca critican el «trato vejatorio» reiterado y urgen al Gobierno reforzar el servicio.

 

Con el billete en la mano y sin poder acceder al tren en Benicarló porque iba a rebosar. Es la denuncia de muchos usuarios de la zona del Maestrat, que critican la saturación y el hacinamiento que hubo el domingo --al final del puente del Pilar-- en el Regional de la tarde que realiza el recorrido desde Tortosa hasta València.

Una circunstancia que reabre la polémica por la falta de conexiones y de frecuencias de Cercanías en el norte de la provincia de Castellón. Según las quejas de los afectados, secundadas por el sindicato de circulación ferroviaria, «el tren era mucho más corto de lo habitual --de una sola composición, cuando en estos casos suele haber dos-- a pesar de estar al final de varios días de fiesta», lo que condicionó que en el interior fueran «como sardinas en lata».

INDIGNACIÓN

Un malestar que apoyaron ayer representantes de los municipios de la comarca, que alertaron del «trato vejatorio de Renfe». El teniente de alcalde de Vinaròs, Guillem Alsina; la alcaldesa de Benicarló, Xaro Miralles; la portavoz municipal socialista de Peníscola, Isabel Esbrí; el alcalde de Santa Magdalena, Sergio Bou; el portavoz socialista de Alcalà de Xivert, Joan Ronchera; y la primera edila de Torreblanca, María Josefa Tena, mostraron su indignación con lo ocurrido con el Regional que usan, fundamentalmente, universitarios que vuelven a Castellón o València para acudir a sus clases el lunes.

Fuentes de Renfe aseguraron que fue una cuestión «puntual», remarcaron que no se vendieron más billetes que la ocupación que permite el tren y atribuyeron al aumento de equipaje de los usuarios, tras un puente festivo, el hecho de que hubiera más zonas de vagones ocupadas.

No obstante, para los responsables socialistas, según las quejas recibidas, «ya estaba casi lleno en Vinaròs y en Benicarló no llegó a subir nadie, dándose la circunstancia de que en Alcalà solo pudieron acceder dos personas». Ante el caos que se produjo en Alcalà --explicaron en un comunicado-- el personal de Renfe pidió a los viajeros que desistieran de entrar y que esperaran a la llegada de un autobús que los llevó a València y que tardó una hora.

También Compromís reclama al Gobierno reforzar los Cercanías en el Maestrat. Los senadores de la formación Jordi Navarrete y Carles Mulet expusieron ayer a la Cámara Alta el «colapso» del Regional y preguntaron por escrito «si se pudo dar servicio a todos los jóvenes de los municipios incluidos en el trayecto que confiaban en este tren, si se garantizó la seguridad en el viaje y qué mejoras prevé el Gobierno».

La falta de frecuencias y conexiones se arrastra desde hace años. El alcalde de Alcalà, Francisco Juan, ya remitió en marzo sendas cartas al ministro de Fomento, Iñigo de la Serna; y a la Dirección General de Transporte Terrestre, exigiendo al Gobierno que solucione la deficiente conexión, sin obtener respuesta.

Según fuentes del sindicato de circulación ferroviaria, el envejecimiento de la plantilla de maquinistas y la falta de personal impiden poner más trenes.

Fuente de la Noticia: 
elperiodicomediterraneo.com