China supera los 16.000 kilómetros de líneas de ferrocarril de alta velocidad.