Cuarta movilización ciudadana contra la desconexión ferroviaria de Granada.

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by emailVersión PDFVersión PDF
Cuarta movilización ciudadana contra la desconexión ferroviaria de Granada.

Un millar de personas se manifiestan en demanda de la llegada del AVE y el soterramiento de la vía en la llegada a la ciudad. De la marea blanca a la amarilla: Granada vuelve a echarse a la calle esta vez por la conexión ferroviaria.

 

La protesta contra la desconexión ferroviaria de Granada, que supera los dos años, ha vuelto a salir a la calle, en una manifestación que ha reunido a un millar de granadinos, convocados por los colectivos ciudadanos 'Marea Amarilla' y 'Granada en Marcha'.

La manifestación, que partió de la Avenida de Andaluces, frente a la estación de ferrocarril en obras, ha reunido a un millar de personas -5.000, según los organizadores; 500, en cifras de la Policía Local-, que han protagonizado la cuarta movilización para reclamar al Ministerio de Fomento que se aceleren los plazos para la reconexión, previstos ahora para febrero de 2018, con lo que cumplirían casi tres años sin tráfico ferroviario entre Granada y Madrid, Barcelona y Sevilla. La asistencia a esta cuarta movilización es notablemente inferior a las anteriores, desde la primera, convocada el pasado mes de octubre, que tuvo su pico en febrero, con más de quince mil manifestantes.

Los colectivos convocantes han protestado contra la marginación ferroviaria de Granada, en contraste con las inversiones que el Gobierno canaliza hacia otras regiones de España. En el caso de Granada, las demandas se concretan en la culminación de las obras en tramo de Loja, la construcción de la variante en este mismo municipio, la puesta en servicio del trazado de Moreda y la conexión con el Levante, así como el soterramiento de la vía en el barrio de La Chana, a la entrada de la línea de alta velocidad en la ciudad.

Los manifestantes, entre los que figuraban representantes de PSOE, Podemos, C's e IU junto a colectivos sindicales y vecinales de la ciudad y provincia, han empleado casi dos horas en el trayecto hasta Puerta Real, 'kilómetro cero' de Granada, donde Francisco Rodríguez, portavoz de 'Marea Amarilla', ha insistido en la necesidad de "que nos pongan un AVE que sea realmente de alta velocidad", para que cese "el desmantelamiento del ferrocarril" a que han sometido a Granada "desde hace treinta años". El ministerio de Fomento "nos está engañando", según el portavoz de 'Marea Amarilla'.

Por su parte, el alcalde, Francisco Cuenca, ha asegurado a los periodistas que "ha llegado un momento en el que sigue haciendo falta levantar la voz en contra del desprecio que se plantea contra Granada. Son ya más de dos años sin conexiones ferroviarias y por desgracia el Estado sigue sin escuchar a los granadinos, que vuelven a pedir la reconexión ferroviaria". Cuenca reclama "unanimidad" a las fuerzas políticas y ciudadanas para exigir "plazos y compromisos" para el soterramiento de la vía en su entrada a la ciudad.

Retrasos

Las obras para la conexión ferroviaria de Granada mediante alta velocidad, que ya acumulaban un notable retraso, obligaron a interrumpir el tráfico de trenes el 7 de abril de 2015 en lo que se anunció para un periodo provisional de cuatro meses, necesarios para acondicionar el tramo de Loja. Un litigio entre la empresa concesionaria del proyecto y el Ministerio de Fomento mantiene desde entonces paralizadas las obras, salvo periodos puntuales, y los ministros que se han sucedido al frente del departamento no han ofrecido en el tiempo transcurrido una fecha definitiva para la llegada del AVE a Granada. A la paralización de Loja se suma la supresión del tren nocturno que conectaba la ciudad con Barcelona, que fue cancelado en agosto del mismo año por decisión de Adif. El actual ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que visitó Granada a finales del pasado año, alargó en tres meses el último plazo y las fechas que ahora baraja el Ministerio sitúan la reanudación del tráfico ferroviario entre Granada y la Meseta cerca de tres años después de cuando se interrumpió. Desde abril de 2015, los viajeros completan el trayecto entre Antequera -hasta donde llega el tren- y Granada en autobús.

Fuente de la Noticia: 
elmundo.es