Doña ‘erre que erre’: Pastor no cede ni en las radiales ni en la privatización del AVE.