El ADIF dice que omitió por error análisis de riesgo de Angrois y los presenta tres años después.