El ADIF intenta blindar a su comité de dirección frente a posibles imputaciones en el accidente de Santiago.