El ADIF reclamará a Renfe 1,4 millones por los daños que le ocasionó el accidente.