El ADIF señala a tres responsables de seguridad como posibles imputados.