El AVE privado quiere el modelo Aena: pagar el canon de Adif por pasajeros, no por plazas.