El Consejo Económico y Social (CES) alerta del "aislamiento crónico por ferrocarril" en Jaén.

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by emailVersión PDFVersión PDF
El Consejo Económico y Social (CES) alerta del "aislamiento crónico por ferrocarril" en Jaén.

No es el primer dictamen  que el Consejo Económico y Social (CES) de la provincia hace sobre la situación del ferrocarril en Jaén, pero sí es el más demoledor y, al mismo tiempo, el más desalentador. El informe presentado ayer no sólo actualiza la sangría del paulatino desmantelamiento ferroviario en Jaén (más de 64.000 viajeros perdidos desde 2008 a 2016, 45.900 de ellos en la capital, mientras que se ha pasado de 138  paradas en estaciones en 1981 a 73 en 2016, un 47% menos), sino que da la voz de alarma de un futuro aún más negro para el ferrocarril.
“Es urgente que no se produzca un cambio del modelo ferroviario que nos relegaría, sine die, a un aislamiento crónico por ferrocarril”, se indica en el dictamen de la Comisión de Infraestructuras del CES. La amenaza principal, advierten, viene del cambio programado para que la línea de altas prestaciones entre Jaén y Madrid vuelva al modelo de una sola vía para los tramos que están pendientes de redacción y los aún no finalizados (Jaén-Grañena y Linares-Casas de Torrubia), con el impacto negativo que esa saturación de la  línea tendría  tanto para viajeros como para mercancías. Además, se considera muy negativo para la provincia que la conexión con Madrid se haya diseñado a través de Mora, lo que condena a Jaén a conectarse con  la ya saturada Línea de Alta  Velocidad (LAV) con Andalucía occidental, en lugar de hacerlo por Aranjuez, que conectaría a la provincia con la LAV Madrid-Valencia. Por cierto que el CES lamenta la lentitud en la construcción de los diferentes tramos de alta velocidad en Jaén, sin consignación alguna en los Presupuestos de 2017 y aún sin estudio informativo en el eje Grañena-Casas de Torrubia, lo que demorará al menos cinco años las actuaciones. De igual modo, se llama la atención sobre el cambio de programación de la construcción intermodal de la capital  desde los  actuales terrenos de  la estación ferroviaria hasta el paraje de Vaciacostales, un cambio “sin ningún consenso administrativo que puede retrasar considerablemente las obras entre Jaén y Grañena” de la alta velocidad, indica el dictamen del CES, cuyos ponentes han sido Sebastián Quirós y Manuel Megales.
El informe del órgano consultivo de la Diputación Provincial  está articulado en siete bloques y finaliza con una serie de propuestas para la mejora de los servicios ferroviarios de la provincia, la mayor parte de ellas  consideradas en un escenario a corto plazo (en el periodo 2017-2018) por entender que su coste económico no es excesivo. Destaca la apuesta que se hace por recuperar el eje oriental Jaén-Granada-Almería, y se apunta que la electrificacioón de la  conexión entre Jaén y Granada  necesitaría de una inversión de apenas 24 millones y permitiría que la línea de altas prestaciones llegase hasta Almería. Un eje oriental ferroviario, señala el CES, que no entraría en colisión con la necesaria línea de altas prestaciones entre Jaén y Córdoba y que configuraría una red andaluza interna de alta velocidad en la zona oriental, la más castigada de Andalucía.
En cuanto a las conexiones de Sevilla se propone la puesta en funcionamiento de nuevo del intercambiador de Alcolea, que permitiría la circulación de trenes procedentes de Jaén por la red de alta velocidad hasta que se construya la Línea de Altas Prestaciones Jaén-Córdoba; y para la conexión de Madrid se plantea construir un cambiador de vías en Aranjuez para conectar los trenes de Jaén con la alta velocidad entre Valencia y la capital de España. Medidas, apunta el CES, que, junto a otras mejoras en la línea, acortaría en más de una hora los tiempos de viaje actuales entre Jaén con Sevilla y Madrid .
Otras propuestas del CES desde la perspectiva de la estación de la capital son la creación de  un servicio directo entre Jaén y Barcelona por Albacete, que mejore las conexiones de la provincia con el Levante, y otro servicio directo con Huelva, con un enlace en Andújar. Y, como inversiones más a medio plazo (en el horizonte 2021-2025) se recupera la reivindicación  de una línea de altas prestaciones entre Jaén y Granada, que la Junta ya anunció en 1994 y de la que nada más se supo.

"El tren nos esquiva"

“Desde 1992, el tren nos esquiva”. El presidente del CES provincial, Manuel Parras, subrayó ayer en negro la fecha de la entrada en servicio del AVE Madrid-Sevilla como el punto de partida de la regresión del ferrocarril en Jaén. Parras lamentó que en las dos últimas décadas se han elaborado hasta cuatro planes ferroviarios para Jaén, algo que “más que planificación revela improvisación en este tema”. Y, consciente de las protestas en otros territorios, Parras apeló a un mayor  “compromiso inversor” para “no quedarnos al margen”.

Fuente de la Noticia: 
andaluciainformacion.es