El Corte Inglés y BBVA inyectan 1.400 millones a Adif en pleno tijeretazo.