El diseño del AVE Valencia-Alicante castiga el tráfico de mercancías.