El exjefe de Adif, en un pinchazo telefónico: «La ministra no se gasta ni cinco céntimos».