El freno de ‘hombre muerto’ del Alvia se activó dos veces antes del choque.