El Gobierno aprueba la división de Adif en dos sociedades, una de ellas para la Alta Velocidad.