El Gobierno no se plantea cambiar la regulación de liberalización ferroviaria.