El Ministerio de Fomento deja de contemplar la apertura del Centro leonés de Regulación y Control para la Alta Velocidad.