El operador privado First se postula para el servicio ferroviario Londres-Edimburgo.