El polémico contrato de Vossloh con Feve deja en el aire 32 millones.