EL PUERTO DE BARCELONA PONDRÁ EN MARCHA UNA AUTOPISTA FERROVIARIA CON FRANCIA Y ALEMANIA.