El sector ferroviario europeo exige una acción coordinada para evitar el robo de metal.