El tráfico ferroviario de contenedores del Puerto de Barcelona supera hasta octubre el de todo 2013.