“El tren accidentado y el AVE son igual de seguros, pero cada uno con un sistema”.