El tren lanzadera BCN-El Prat romperá el monopolio de Renfe en Rodalies.