España estuvo a punto de parar casi toda su red ferroviaria.