España pagará 5,8 millones por el fiasco del túnel del AVE Figueres-Perpinyà.