FGV reduce a la mitad la velocidad de la línea 9 de Alicante por falta de seguridad.