Fomento abre la mano a Adif para que gaste más en plena campaña electoral.