Fomento considera que la oferta de Cercanías entre Madrid y Guadalajara hace innecesario implantar lanzaderas.