Izquierda Unida y la Plataforma en Defensa el Ferrocarril estudiarán los problemas de los trenes en Ávila