Jaén ha perdido casi el 90% de sus trenes en dos décadas.