La conexión por tren retrasa la recepción de mercancías en los comercios cacereños.

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by emailVersión PDFVersión PDF
La conexión por tren retrasa la recepción de mercancías en los comercios cacereños.

Potenciar las comunicaciones ayudará al crecimiento del turismo y la economía de la ciudad, señala Aeca. Los sindicatos dicen que hay tramos en los que no se puede circular a más de 40 por el estado de las vías.

 

Las conexiones por tren con las principales ciudades españolas generan retrasos en la recepción de mercancías en la capital cacereña. Así lo asegura la gerente de la Asociación de Empresarios del Comercio de Cáceres (Aeca), Mari Ángeles Costa, cuyo colectivo también se ha unido a la iniciativa de los comerciantes de la ciudad para reclamar un tren «digno» para este año y que el AVE llegue a la región en el 2020. Han comenzado a apoyar la campaña de la plataforma Extremadura en Red, que reclama la ejecución del corredor del suroeste con una red ferroviaria que conecte Portugal con Madrid pasando por Extremadura. En Cáceres los comerciantes han colgado carteles en los escaparates de las principales arterias de la ciudad como San Pedro, Donoso Cortés, Roso de Luna, San Pedro de Alcántara o Santa Joaquina de Vedruna.

Si se mejorara la red de comunicaciones, dice Mari Ángeles Costa, «incrementaría el turismo y se notaría en los negocios locales». Además daría la oportunidad de recuperar las ventas de clientes procedentes de municipios y ciudades cercanas a Cáceres que, con el recorte de trenes, han dejado de viajar a la capital cacereña para hacer sus compras a diario.

Sindicatos y políticos se han adherido también a la campaña que ha comenzado el comercio. El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cáceres considera que las conexiones ferroviarias son fundamentales «tanto para la parte empresarial como para el sector turístico, uno de los motores económicos». El turismo, añade, se nutre de las comunicaciones con Madrid, «uno de los grandes emisores de visitantes, tanto nacionales como internacionales, además de centro de negocios». Por eso es fundamental, insiste el equipo de gobierno, «que Cáceres cuente con un tren que conecte en tiempo competitivo con Madrid y que se cumpla el compromiso del tren de altas prestaciones para el año 2020, como figura en los presupuestos generales del Estado».

Para el portavoz del PSOE en el ayuntamiento, Luis Salaya, tener un tren digno es fundamental. Él cree que en el momento en el que se consiga que llegue el AVE a la capital cacereña «los datos de turismo se van a disparar». Por su parte el portavoz de Ciudadanos en el consistorio, Cayetano Polo, califica de «indignante» y «tercermundista» las comunicaciones por tren de la capital cacereña. «Me da igual que lo llamen alta velocidad o altas prestaciones pero tiene que llegar, lo que no es normal es que el primer tren que llegue a Madrid sea a las once de la mañana. En este sentido Extremadura está abandonada», señala Cayetano Polo.

Para la portavoz de CáceresTú, Consuelo López, «Cáceres y Extremadura no crecerán» mientras no existan infraestructuras en condiciones. «No es de recibo que el tren Cáceres-Madrid tarde cuatro horas. Estamos hablando de una infraestructura que influye directamente en el comercio y en el turismo», señala. Y añade que Extremadura es la única comunidad que no tiene las líneas electrificadas. Para ella lo principal, primero, es exigir un tren «digno» y, una vez que se consiga, reclamar que llegue el AVE.

El hecho de que en realizar el trayecto Cáceres-Madrid se tarden cuatro horas (hay 300 kilómetros de separación entre ambas ciudades) viene motivado por el estado en el que se encuentran las vías convencionales, lo que obliga a tener que reducir la velocidad en muchos tramos por seguridad. En algunos no se permite circular a más de 40 o 50 kilómetros/hora, tal y como explican los sindicatos. «Tenemos un ferrocarril de inicios del siglo XX, con traviesas de madera en los carriles que datan de 1918. Eso no queda en ningún sitio de España», asegura el responsable del área del ferrocarril de CCOO, Miguel Fuentes. Insiste en la necesidad de inversiones para mejorar la red convencional porque hay estaciones muy deterioradas.

AVERÍAS / La falta de inversión en mantenimiento, añade Luis García, del Sindicato de Circulación Ferroviario, también afecta a los trenes, que presentan con frecuencia averías, lo que obliga a detener los trenes y a trasladar a los pasajeros en autobús hasta su destino. Pero el sector del ferrocarril, señala García, acumula otros problemas, como es la falta de personal. De hecho hay días en que tienen que cerrarse estaciones porque no hay empleados de plantilla para cubrirlas. No obstante ambos sindicatos aclaran que las vías son seguras, precisamente por eso se obliga a disminuir la velocidad en los tramos más peligrosos.

Ambos grupos sindicales consideran necesario el AVE, pero sin dejar de lado al tren convencional. «Que no haya tren convencional es un problema porque deja a muchas ciudades fuera de la red ferroviaria», dice Luis García, del Sindicato de Circulación Ferroviario, haciendo referencia a que el AVE solo une las principales capitales de provincia, pero no pasa por los pequeños municipios, que corren el riesgo de quedarse, de esa manera, aislados.

Fuente de la Noticia: 
elperiodicoextremadura.com